carlos pina

Performer, artista visual y organizador de arte independiente.

Mi trabajo se articula alrededor de la politización de la propia vida. La terapia, el entorno inmediato, la memoria personal y colectiva, el marco histórico y geopolítico global o la construcción política del cuerpo son temas que he abordado desde la perspectiva de la performance, pero también a través de la instalación y de la poesía visual. El carácter eminentemente político de mis performances descansa sobre todo en el discurso acompañado por la creación o manipulación de objetos y entornos, elementos todos ellos esenciales en mi obra. Los objetos construidos durante mis acciones adquieren una función performática, devienen significado y significante integrados a través de discurso y acción.

Mi trabajo artístico durante los años 2000 y 2004 se centró en las series Salir del armario (F34.1/F60.5), una serie sobre la imaginería psicoterapéutica basada en mi propio tratamiento y en la serie en torno (contextos y entornos) centrada en la destrucción ritual de objetos que había arrastrado a lo largo de los años, cuya esencia era poner dentro de un contexto personal, histórico y social tanto estos objetos como el propio proceso de destrucción. A partir del año 2004 empecé a concentrarme más en lo que construía con los restos de lo que iba destruyendo que en el mero hecho de la destrucción. De esta manera, en Reconstrucción los restos de mis acciones dejaron de ser simples desechos para convertirse en objetos que podían ser apreciados de maneras muy diferentes. En 2005 empecé a desarrollar el concepto de La cruz: la que cada uno carga sobre sus espaldas, culminando así un trabajo que había sido, en realidad, un proceso de destrucción para la reconstrucción.

Todo el proceso artístico desarrollado entre 2000 y 2005 no fue sino una re-presentación de mi re-construcción como persona -tal como Richard Schechner tipifica el comportamiento performático, “twice behaved-behaviour", que podríamos traducir por “comportamiento dos veces actuado”- en la cual los elementos usados, siempre comunes y cercanos, simbolizarían mi propia vulnerabilidad y la fragilidad de los fundamentos sobre los he ido construyendo, de manera autodidacta en muchas ocasiones, mi propia vida. Puede resultar muy extraño hablar de mí en estos términos y sobre estos temas, pero creo que si el arte no habla de aquello que verdaderamente importa, y que está indudable e indisolublemente ligado a la vida, no me interesa. En este aspecto, el trabajo llevado a cabo en este periodo no ha intentado nunca ser una muestra de mis obsesiones personales sino que encaja en el conjunto de mi obra a través de la politización de la propia vida.

Entre el 2004 y el 2007 trabajé a partir del concepto de anamnesis, de reminiscencia, para recuperar una memoria colectiva reciente ligada a mi propio contexto biográfico, social e histórico. Muchos de los hechos históricos recientes han sufrido un proceso gradual de olvido, perdidos en una especie de amnesia generalizada provocada por la sobresaturación de información en los medios de comunicación de masas, que han convertido a la sociedad llamada de la "comunicación" en una "sociedad del ruido". Este trabajo pretendía luchar contra el silencio hipócrita de nuestra sociedad contemporánea con una clara intención política: “deber de de memoria, delito de silencio” (tomo este concepto de Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la UNESCO).

A partir de 2007, y en paralelo con este trabajo de recuperación de la memoria, empezaba una serie de performances más políticas site/time specific. El rasgo fundamental de estas obras era la existencia de un discurso que articulaba la acción, hablado o no, y la construcción de objetos durante la performance. En este trabajo utilizaba a menudo la imagen de armas de asalto ligeras como “objetos culturales" que están presentes en todas partes. A pesar de tener una significación aparente muy determinada, considero que como imágenes contienen tal ambigüedad que permiten múltiples lecturas. En su utilización no hay ninguna fascinación por el objeto como tal, sino la constatación de su universalidad como símbolo presente en todas las culturas modernas. De este modo, mi trabajo más reciente intenta establecer puentes entre las realidades sociales, culturales y políticas del lugar donde actúo y las de mi lugar de origen a través de símbolos universalmente reconocibles.

En mis performances nunca pretendo hablar solo de mí porque siempre hay, de una manera u otra, una identificación con los otros y en los otros. Se establecen vínculos de coincidencia y complicidad a través de vivencias o ideas compartidas -que a menudo se llevan en secreto- y que yo me limito a hacer públicas en la performance. Lo que más me gustaría destacar de mi trabajo es la reacción del público, que ha oscilado entre el descubrimiento de una realidad desconocida hasta entonces por parte de unos, y el reconocimiento mutuo dentro de una realidad compartida por parte de otros muchos. Bien haya sido de una u otra forma, no ha habido por parte del público una reacción de indiferencia. Poco a poco, a medida que las diferentes series se fueron desarrollando, empecé a ser cada vez más consciente de la importancia de la contextualización de la propia obra dentro de la biografía personal, social y cultural del artista y de la importancia de la contextualización de los propios actos dentro de la performance. Todo vuelve siempre, de esta manera, al terreno de la política.

De manera individual o en colaboración con Maria Cosmes vengo desarrollando una labor crítica en el ámbito de la poesía visual desde 1993 bajo el nombre de colectivo Stidna! (www.stidna.org).

 

Director del festival internacional de performance eBent entre 2003 y 2010.

 

Algunas performances desde 1998:

()versions ()naturals, estética para pobres, cuestión de estado (2015) (dins del cicle Corporeidad y resistencia. The Grey Square, tarragona, 7/11/2015). uDSH (videoperformance, 2013-2014), independence series (2012), out (of) sources: (dins de les accions organitzades per Immigrant Movement International. Barcelona, 18/12/2011), Delito de silencio (Abierto de Acci´n, Cartagena, 2011), Delicte de silenci (Instalaccions, Cambrils, 2010), Délit de silence (VoxaFabrika, Bourogne, 2010), Independencia (no hablaré): (Madrid, 2010), Two way (I won't speak): (Open X, Beijing, Xina, 2009), 10:1 (no parlaré): (eBent'10, Barcelona, 2009), Three red flags: (Sinopale, Sinop, Turquia, 2008), What Europe is II: (Performans Zamani, Istambul, Turquia, 2007), What Europe is: (Istambul, Turquia, 2005), Duty of memory VI: (Toronto, Canadà, 2007), Devoir de mémoire V: (Marsella, França, 2007), Deber de memoria IV: (Múrcia, 2006), Devoir de mémoire III: (Goteborg, Suècia. Sète, França, 2006), Duty of memory II: (Goteborg, Suècia. Sète, França, 2006), Deure de memòria I: (Barcelona/Sant Feliu/Ullastret, 2004), La cruz (VI): (Madrid, 2005), La creu (V): (Barcelona, 2005), A cruz (IV): (Pontevedra, 2005), A cruz (III): (videoperformance, 2005), La creu (II): (Barcelona, 2005), La creu (I): (fotoperformance, 2005), Reconstrucció 2000-2005: (videoinstal·lació, Barcelona, 2005), Reconstrucció III: ([performance] Girona, 2005), Reconstrucció II: ([videoperformance] Horta de Sant Joan, 2005), Reconstrucció I: ([performance-workshop] Barcelona, 2005), Abric (coat||shelter): (Hèlsinki, Finlàndia, 2004), Children game zone: (Lahti, Finlàndia, 2004), Topografies de l’entorn (1992-2004): (Barcelona, 2004), Constructe: (Barcelona, 2004), Entorn… en procés: (Barcelona) [foto, instal·lació, performance], [instal·lació] (gener-juny 2004), [performance] (13 al 18 juny 2004), Juegos de-construcción personal: [Barcelona, novembre 2001], Deixalles de la memòria: por colectivo Stidna! [Palma de Mallorca, novembre 2000], Síndrome d'abstinència: [Barcelona, setembre 2000].