[2009-2012] no hablaré

No hablaré...
["Two way": Beijing, setembre 2009. "10:1": Barcelona, novembre 2009. "Independencia": Madrid, juny 2010. "I will not talk", Beograd, 2012]

foto: Pep Herrero, Huan Yi, Ding Yi,
Yolanda Pérez Herreras, Maria Cosmes
vídeo: Maria Cosmes
vídeo: José Antonio Gómez

Normalmente hablo durante mis performances. Normalmente mis performances son políticas y hablo de política. Hoy no hablaré de política.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre la compra de bonos del Estado norteamericano por parte del banco central de China y la crisis financiera internacional.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre la negativa nordamericana a reconocer el Tribunal Penal Internacional y las operaciones militares desplegadas por los Estados Unidos por todo el mundo.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre el escaso peso político de la Unión Europea en el mundo y el intento de aumentar la jornada laboral a 65 horas semanales.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre la impunidad de los asesinatos de activistas pro derechos humanos en Rusia y el suministro de gas ruso a Europa.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre la caída de beneficios del 4,8% de las empresas del IBEX y de la subida de los sueldos de sus directivos en un 12,7%.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre el plan federal de ayudas bancarias por valor de 700.000 millones de dólares y el incremento de un 50% de las exportaciones de armas en los Estados Unidos en el 2008.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre el incremento de las exportaciones de Alemania hacia la Unión Europea y la imposibilidad de devaluación por parte de las economías más débiles de la zona euro.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre el 35% de la población de América Latina que vive con menos de 1,25 dólares diarios y los gastos militares de 47.200 millones de dólares de la región.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de qué un Kalashnikov AK47 como el que llevaban las diferentes facciones que luchaban en la guerra civil en Liberia cuesta en el mercado internacional 240 dólares ni de que la renta por cápita de Liberia es de 212 dólares. Tampoco hablaré de que en el África se puede comprar un AK47 por 30 dólares.

No hablaré de política. Tampoco hablaré de la relación entre los 150.000 millones de dólares pagados en primas en los principales bancos de los Estados Unidos en el 2009 y los recortes en materia de pensiones en la Unión Europea.

No hablaré de política.